Slayers Knight of Aqualord 5
(Sureiyaazu Suiryuu-ou no Kishi 5)

Primera edición: Octubre de 2004.
ISBN: 4-04-712372-2.
Precio: ¥560.

Ed. digital: Octubre del 2012 / ¥450.

Guión: Hajime Kanzaka.
Dibujo: Tommy Otsuka (Studio Zombie).



22. Como humanos, bajo dioses y demonios
(Hito to shite kami to ma no shita)
Los mazoku empiezan a atacar la aldea y al grupo de Lina, aunque éste está protegido dentro del templo gracias a la energía presente allí. Lina decide entrar al templo, pero antes de conjseguirlo es herida en la espalda por un mazoku, pero antes de que Ameria pueda curarla con un Resurrection, Orun utiliza uno de los objetos del templo, que la cura inmediatamente. Fanan entonces coge una poderosa arma del templo y se arroja al ejército de mazoku, destruyendo a un gran número de ellos de un sol holpe. Mientras, Lyos se despierta con la sensación de que alguien le llama, y Nanashi le dice que alguien está usando el poder divino. Pese al ataque de Fanan, Gourry nota que hay demasiados mazoku para que dicho ataque detenga la invasión. Orun decide llevarles a todos a la Torre del Viento.


23. Se abre el camino hacia el cielo
(Hirakarete sora no michi)
Orun explica al grupo que la Torre del Viento es un lugar donde podrán encontrar a Varluwin. El suelo del templo empieza a brillar, resultando ser un instrumento del poder divino que sirve a modo de transporte. Orun piensa que el poder de los mazoku también puede causar el fin si se usa mal, pero como Lina ha aprendido a usarlo, probablemente también pueda controlar el poder divino, pero cuando van a iniciar el viaje, son interrumpidos por un aldeano que les informa de que la aldea está siendo atacada por mazoku.

Orun cree que la prioridad es enviarles a la Torre del Viento, pues como descendientes de la cultura que manipuló el poder divino y acabó autodestruyéndose, es su destino servir de escudo mientras otros salvaban el mundo. Gourry se ofrece para quedarse y defender la aldea, y Ameria y Shizuri deciden hacer lo mismo. Gourry se disculpa con Lina por no acompañarla hasta la Torre del Viento, y le pide que regrese lo antes posible, y a salvo. Orun activa de nuevo el dispositivo, y Lina sale volando a una velocidad increíble hacia la Torre del Viento. Desde la esfera de viento que le sirve de transporte, Lina siente los á rboles, las montañas, los seres vivos... como si se hubiera fusionado con el mundo.

Lyos se despierta con todas las heridas curadas, lo que Nanashi explica como una señal de que su cuerpo había admitido que era el Caballero del Aqualord. Pero entonces aparece Riksfalto, general de Deep Sea Dolphin, mientras Lina puede divisar ya su destino, la Torre del Viento.



24. ¡¿El dios se manifiesta?!
(Kengen nasarite kamisama!?)
Cuando Lina llega por fin a la Torre del Viento, ve la oscura silueta de un dragón. Mientras, en el templo, Gourry coge una espada de entre los demás objetos que usan el poder divino, y que le permite dañar a los mazoku. De repente ante Lina aparece un ser inmenso con un sombrero con la forma de un tejado de cabaña, y que llevaba una palmera en la boca a modo de palillo de dientes. Lina lo reconoce como el Rey Dragón del Viento, aunque no es como esperaba, a lo que Varluwin responde que su imagen y su voz no son más que ilusiones en la mente de Lina, ya que son seres espirituales y no físicos. Cuando el dios le pregunta qué hace Lina allí, ésta responde que desea su poder para luchar contra los mazoku.

Varluwin dice que la superviviencia de los humanos no es algo que le importe, pues la muerte es algo natural en el ciclo de los seres vivos, y que para él no hay diferencia entre morir naturalmente o ser asesinado. Lina opina lo contrario, ya que el destino debe ser decidido por cada persona. Lina comprende que el dios cree que todo y todos son parte de la gran corriente de la vida, pero aún así no quiere aceptar la derrota, y le explica que ella ha probado la fuerza de los espíritus, los dioses y los mazoku, así que tiene claro que los humanos disfrutan más de la vida que ellos, y que no pueden decir "ya basta" y dejarse morir, lo que intriga al dios, que decide ponerle a prueba para ver si está lista para controlar su poder. Mientras, Nanashi y Lyos están ante Riksfalto, que quiere luchar con el muchacho. Pero Nanashi dice que será él quien luche, ya que Lyos aún no está preparado.


25. Los que buscan al dios se cruzan
(Kurosu shite kami wo meguru mono-tachi)
Lina le pregunta a Varluwin acerca de la prueba y la forma de utilizar su poder, a lo que Varluwin le responde con otra pregunta, el dios quiere saber qué siente cuando usa el poder de los mazoku, a lo que Lina responde que es diferente en cada caso, a lo que el mazoku contesta que su poder no se maneja de igual forma que la magia a la que está habituada. Mientras, la batalla entre Nanashi y Riksfalto comienza, Nanashi es un gran contrincante, capaz incluso de utilizar el poder divino, revelándose como un antiguo sirviente de los dioses. Varluwin explica a Lina que no puede dejarse llevar por los sentimientos para usar su poder, sino que tiene que sentir la corriente, pues es más importante sentir que pensar.

Todos los seres vivos, las montañas, el cielo, el mar... todo está dentro de esa gran corriente, por lo que si se deja llevar sólo por lo que puede ver, no será capaz de percibirlo. La batalla de Nanashi y Riksfalto continúa mientras el hombre bestia recuerda cómo perdió a su amigo, el antiguo Caballero del Aqualord, ante los mazoku cuando éste trabata de protegerle. Nanashi y Riksfalto cruzan espadas por última vez, y Nanashi cae mortalmente herido al suelo. Moribundo, devuelve la Banisher a Lyos, le dice que acepte su propia existencia, y que los días que habían pasado juntos no habían sido nada malos. Riksfalto dice que fue un enemigo fuerte y que recordará su poder, pero Lyos quiere venganza.

En la Torre del Viento, Varluwin le explica a Lina que en ese lugar se manifestaba su poder, así que debería resultarle más fácil a Lina canalizar su fuerza, pues la prueba consiste en detener los vientos de la Torre del Viento.


26. Estoy a prueba (Tamesarete atashi)
Lina intenta detener los vientos de la Torre del Viento, de una manera similar a como utiliza la magia shamanística, pero sólo consigue que los vientos se agiten aún más, siendo arrastrada por la corriente mientras el rey dragón osberva sus progresos. Mientras, Lyos y Riksfalto comienzan a pelear, observados por Huraker, y en la aldea de los herreros Gourry y los demás creen que están haciendo algunos progresos, pero pronto llegan nuevos mazoku, tantos o más de los que ya habían derrotado.

Lina no consigue detener los vientos y cae al mar, donde es arrastrada por la corriente, donde por fin comprende cómo hacerlo. Cuando Varluwin piensa que Lina ya no será capaz de superar la prueba, la hechicera surge del agua y detiene los vientos con un simple gesto de sus brazos. Varluwin la felicita, y Lina le explica que se había dado cuenta de que no podía luchar contra la corriente pues era demasiado fuerza, así que para poder manipularla tenía que dejarse llevar, no se trata de luchar, sino dejar que la corriente te guíe. Varluwin pone entonces su marca en la mano de Lina, explicándole que mientras tenga su marca podrá canalizar su poder. Además le advierte que esas fuerzas son demasiado fuertes, y que si se equiva un poco en su uso, se destruirá a si misma. Lina le pregunta la razón por la que confía en ella, a lo que Varluwin responde que en ocasiones quiere creer en el ser humano. Tras despedirse, Lina pone rumbo a la aldea, para ayudar a sus amigos.


Edición española
Slayers Knight of Aqualord 5

Editorial: IVREA.
Primera edición: Agosto de 2005.
ISBN: 987-562-387-3.
Precio: 7,50€.

Capítulos:
22. Como un humano, bajo demonios y dioses.
23. Se ha abierto el camino del cielo.
24. ¡¿El rey dragón del Viento ha aparecido?!
25. Los que buscan a los reyes dragones se cruzan.
26. Sometida a una prueba.
Studio Zombie presenta: El diario de Slayers.