Pegasus Tenma (The Lost Canvas)

De StarHill
Saltar a: navegación, buscar
Este artículo trata sobre el personaje exclusivo de The Lost Canvas. Para el personaje de Saint Seiya Next Dimension, creado por Masami Kurumada,, entra en Pegasus Tenma.


Pegasus Tenma
天馬星座(ペガサス)のテンマ
PegasusTenmaLC1.jpg

Alineamiento:
Rango:
Constelación:
Edad:
Altura:
Peso:
Fecha de nacimiento:
Grupo sanguíneo:
Origen:
Lugar de entrenamiento:
1ª aparición (manga):
1ª aparición (anime):
Seiyuu:

Caballero de Athena
Bronce
Pegaso
15 años
1,68 m
56 kg
5 de Diciembre, Sagitario
B
Italia
Santuario, Grecia
The Lost Canvas, Cap. 1
The Lost Canvas, OVA 1
Tetsuya Kakihara

PegasusTenmaLC2.jpg

Tenma se convierte en el
Caballero de Pegaso

PegasusTenmaLC3.jpg
Tenma destruye el Mokurenji

PegasusTenmaLC4.jpg
Tenma portando por primera vez su Armadura Divina, en la batalla contra Morpheus

PegasusTenmaLC5.jpg
Tenma se enfrenta a su madre

PegasusTenmaLC6.jpg
Tenma, Aaron y Sasha se enfrentan a Hades
En el Templo de Plutón

Tenma es el Caballero de Bronce de la constelación de Pegaso durante la Guerra Santa contra Hades en el siglo XVII, exclusivamente en la versión de la historia contada en The Lost Canvas. Se crió con Aaron y Sasha, y los tres se tratan como hermanos.

Contenido

Técnicas

  • Pegasus Ryū Sei Ken: Tenma lanza un gran número de golpes a alta velocidad, simulando una lluvia de meteoritos, que pueden alcanzar al enemigo incluso a distancia.

  • Pegasus Sui Sei Ken: En esta técnica, Tenma reune la fuerza de sus golpes en un sólo punto, descargando una gran fuerza de una sola vez.

  • Pegasus Sui Sei Ken Big Bang: Una versión más poderosa de la técnica anterior.

Armadura

Historia

Manga

Tenma es un huérfano que vive en un orfanato en una aldea de Italia, junto a sus amigos Sasha y Aaron, y desde niño ha sentido que en su interior se encuentra "un universo" capaz de hacer cualquier cosa. Años después de que Sasha sea adoptada, la aldea corre peligro de desaparecer bajo las aguas de una crecida del río cercano, debido a unas lluvias torrenciales y a que un cúmulo de pesadas rocas bloquea el curso de dicho río. Convencido de que debe salvar a su aldea, Tenma intenta destrozar las rocas, pero es incapaz. Tras conseguir despertar su Cosmos por primera vez, Tenma rompe las rocas y devuelve el río a su cauce, aunque pierde la conciencia. Dohko, Caballero de Oro de Libra contempla el suceso, y salva la vida del muchacho antes de que sea aplastado por la corriente. Tenma decide ir al Santuario a entrenar con Dohko para convertirse en Caballero, y así poder proteger a los que ama. Tras prometer a Aaron que volvería a verle tras conseguir su armadura, para que Aaron terminase el retrato que estaba pintando, Tenma comienza su entrenamiento, durante el cual descubre que su amiga Sasha había sido adoptada por el Santuario, ya que es la reencarnación de la diosa Athena de esta época. Tras algo más de 2 años, se convierte en el Caballero de Bronce de Pegaso.

Al Santuario llegan noticias de que Hades ha despertado y ha empezado a actuar en Italia, concretamente en la zona en la que se crió Tenma, por lo que se forma un grupo de Caballeros, con él incluido, para que vayan a investigar. Tenma descubre que el orfanato donde se crió ha sido destruido y los niños asesinados, y que el responsable no es sino su antiguo amigo Aaron, cuyo cuerpo está habitado por Hades. Tenma consigue acabar con el Espectro Phlegyas de Licaón pero, al enfrentarse a Hades, este le derrota simplemente pintando una cruz roja sobre el pecho de Tenma en su retrato. Tenma es dado por muerto y abandonado en el campo de batalla cuando la Catedral del Bosque se convierte en la base de Hades. Uno de sus compañeros, Yato del Unicornio, al que creían muerto tras ser atacado por Hades, despierta entre las ruinas de la aldea y saca el cuerpo de Tenma de entre los escombros. Entonces Yuzuriha, una guerrera de Jamir, le comunica a Yato que Tenma aún puede ser salvado, y los lleva a ambos hasta Jamir a ver al anciano Hakurei, que les informa que el alma de Tenma sigue "viva" en el Inframundo gracias a la pulsea de flores que le regaló Athena en la infancia. La pulsera no le mantendrá para siempre, por lo que Hakurei envía a Yato y Yuzuriha a rescatar el alma de Tenma.

Tenma mientras ha sido capturado y torturado en el Inframundo por el Espectro Fyodor de la Mandrágora, pero gracias a la intervención de Yato y Yuzuriha, es capaz de liberarse y derrotar a Fyodor, pero antes de marcharse de allí Yuzuriha les explica que Hakurei les ha encomendado la misión de recolectar los frutos del árbol sagrado, el Mokurenji, que serán claves en la guerra contra Hades. En su camino hacia el árbol se encuentran y vencen al perro Cerbero, pero el mismísmo Hades se presenta ante ellos, e intenta que Tenma se pase a su lado, aunque se marcha cuando Tenma rechaza la oferta. Al llegar al árbol Tenma encuentra el alma de Asmita, Caballero de Oro de Virgo, que comienza a hablarle de su destino como enemigo de Hades al lado de Athena. Asmita enfada a Tenma, diciéndole no estar seguro de que la misión de Athena sea correcta, y opina que quizás Hades tenga razón. Tras mostrar a Tenma una ilusión en la que Asmita mata a Athena, Tenma es capaz de despertar el Séptimo Sentido por un momento y vencer la ilusión, destruyendo el árbol al mismo tiempo. El hecho de que Tenma sea más capaz de lo que parecía convence a Asmita de que quizás haya aún esperanza en la guerra contra Hades. Tras volver al mundo de los vivos, en Jamir, Asmita también se encuentra allí para purificar los frutos del Mokurenji, además de reparar la Armadura de Pegaso con su sangre. Mientras Tenma lucha contra unos Espectros que han ido hasta allí a por los frutos del árbol sagrado, Asmita sacrifica su vida para crear un rosario con dichos frutos, capaces de sellar las almas de los Espectros y evitar que resuciten una y otra vez en la batalla. Antes de morir, Asmita encomienda a Tenma la misión de cuidar de Athena.

Tenma es entonces teletransportado hasta el Santuario con el rosario, justo cuando Hades se encuentra atacando el lugar. Tenma ha de volver a enfrentarse a Cerbero, al que derrota con su técnica Pegasus Sui Sei Ken. Tras la intervención de Athena y el Patriarca, aparece Pandora y detiene la batalla, convenciendo a Hades de que se retire, aunque no sin antes mostrar a todos su Lost Canvas, un cuadro en el que piensa pintar el mundo, y que cuando termine el mundo real desaparecerá. Pandora decide entonces que el alma de Tenma debe ser destruida para que no se reencarne más y así deje de obstaculizar los planes de Hades, por lo que envía a dos de sus asesinos, Cube de Dullahan y Wimber del Murciélago. Ambos llegan al santuario y, usando la técnica de Wimber, Nightmare Sonar consiguen dormir a Tenma y a los discípulos de Aldebaran, Caballero de Oro de Tauro. Cuando Tenma despierta, los asesinos han sido vencidos, pero Aldebaran ha muerto. Encuentra junto a su cadáver al Espectro Kagaho de Bennu, al que Tenma cree responsable de la muerte de Aldebaran, pero Kagaho le explica que él no ha sido, y le cuenta que Hades ya no está al mando de su propia armada, sino que Pandora es quien mueve los hilos, además le informa de que los Espectros se van a dedicar ahora a perseguirle hasta la muerte.

Tenma no quiere que nadie más muera por su causa, y además está preocupado por lo que le pueda haber pasado a Aaron para que Pandora tome las riendas, por lo que decide marcharse hacia la Catedral del Bosque. Pero antes de que pueda salir del Santuario es interceptado por Manigoldo de Cáncer, que lo mete en una celda ya que cree que puede ser útil en un futuro. Tenma es incapaz de salir de la celda, pero es rescatado por por Yato y Yuzuriha, que tienen la misión de acompañarle a donde quiera ir, por lo que le acompañan a buscar a Hades. Antes de partir, Athena acude a despedirles. Tenma y sus compañeros llegan hasta su pueblo natal, pero encuentran un bosque gigantesco que antes no existía, y en el que existe un profundo olor a muerte. El grupo se separa por culpa de una banadada de pájados muertos que roba la pulsera de Tenma y, cuando éste la recupera, encuentra además a los niños del orfanato. Tenma se siente feliz de volver a verles, pero los niños resultan ser muertos vivientes que atacan a Tenma bajo las órdenes del Espectro Veronica de Nasu. Tenma consigue liberar a los niños destruyendo el órgano que Veronica usa para controlarles, pero es incapaz de vencer a Veronica, que acaba pereciendo a manos de Manigoldo, que acude en su ayuda.

De camino a la catedral, el grupo es interceptado por los dioses de los sueños. Mientras el cuerpo de Tenma es encerrado en Morphia, en el Mundo de los Sueños, su alma es introducida en un sueño en el que aún es un niño que vive feliz junto a Aaron y Sasha. La verdadera Athena consigue intervenir y mostrarle el alma también cautiva de Sisyphus de Sagitario, lo que hace que Tenma reaccione. El dios Morpheus reacciona entonces enfrentando a Tenma a un reflejo de si mismo que intenta convencerle de que se quede donde es feliz, pero Tenma consigue vencer a su reflejo y liberarse, a tiempo de vencer a Morpheus, consiguiendo invocar por un instante la Armadura Divina de Pegaso. Tenma se encuentra entonces con El Cid de Capricornio, que se encuentra allí con la misión de rescatar a Sisyphus, y juntos se enfrentan al dios Oneiros, consiguiendo expulsarle del Mundo de los Sueños. Una vez en el mundo real, la batalla contra el dios continúa, esta vez con la ayuda de Yato y Yuzuriha, pero sólo consiguen vencerle con la ayuda del liberado Sisyphus, y el sacrificio de El Cid. Junto a sus compañeros y a Dohko de Libra, al cual encuentran en el camino, llegan a la Catedral del Bosque, en la que encuentran a Hades, que mata a numerosos Caballeros sin esfuerzo ni remordimiento, lo que hace que Tenma deje de considerar el salvar a Aaron. La batalla contra Hades no va bien, y han de salir huyendo, aunque para que lo consigan, Dohko se queda atrás y, aparentemente, pierde la vida para salvar la de sus compañeros. Tras la batalla, Hades se retira al Lost Canvas, e invita a los Caballeros a seguirle hasta allí, si pueden.

Cansado de que los demás mueran para que él sobreviva, Tenma se obsesiona con volverse más fuerte. Siguiendo el consejo de Dégel de Acuario, Tenma se marcha a la Isla Kanon, en la que habita un demonio cuyo entrenamiento es muy eficaz. Tenma consigue llegar hasta allí y convertirse en discípulo del demonio, consiguiendo refinar su Cosmos a base de un duro entrenamiento en la lava, y rozar el Séptimo Sentido, consiguiendo incluso detener la erupción del volcán de la isla. Cuando termina su entrenamiento, Tenma encuentra su Armadura reparada sin ninguna explicación. Con ella regresa al Santuario, y descubre que Athena tiene un plan para subir al Lost Canvas, utilizando un barco legendario, el Navío de la Esperanza. Tenma y Sisyphus son teletransportados hasta Jamir, donde se encuentra el barco, y han de defenderlo del ataque de Aiacos de Garuda. Tras activar el barco con el sacrificio de varios Caballeros de Bronce, y derrotar a Aiacos, Tenma siente la presencia de Hades en los alrededores, y va a su encuentro. Hades se dispone a rematar a Aiacos, pero Tenma está harto de que la gente muera a su alrededor, aunque sean enemigos suyos. Gracias a su nuevo entrenamiento, Tenma puede hacer frente a Hades, aunque no derrotarlo. Athena aparece a su lado e intenta, a través de su sangre, expulsar a Hades del cuerpo de Aaron, pero Pandora aparece e interrumpe el proceso. Hades decide regresar al Lost Canvas, diciéndoles que les espera en la parte más profunda del mismo, en su taller.

Los Caballeros alcanzan por fin el Lost Canvas con el Navío de la Esperanza, pero en la puerta han de enfrentarse a Pharaoh de la Esfinge, batalla en la que Sisyphus queda mortalmente herido, falleciendo tras utilizar la técnica Athena Exclamation para destruir la puerta. En el interior del Lost Canvas, los Caballeros comienzan a oír las voces de sus seres queridos a sus espaldas, pero aquellos que se dan la vuelta para mirar, son transformados en piedra. Tenma casi cae en la trampa, aunque su compañero Yato consigue evitarlo. De todos los Caballeros sólo quedan indemnes el propio Tenma, Regulus de Leo y Shion de Aries. Junto a Athena han de atravesar un mar de nubes en la barca de Charon de Aqueronte, al que han de pagar la travesía con el cabello de Athena, que el Espectro envía a Hades para que pinte un retrato de la diosa, sellando sus poderes. Tras llegar a la otra orilla, pelean y vencen a Charon, descubriendo además que para llegar hasta el Taller de Hades, han de atravesar los Templos Maléficos Estelares del Lost Canvas, cada uno protegido por un terrible guardián, antes de que el Reloj Estelar termine la cuenta atrás, pues en ese momento el Lost Canvas estará terminado. Cuando el grupo llega al primer templo, el Templo de Mercurio, Tenma descubre que su guardián, Youma de Mefistófeles, es su padre, un Espectro que lleva años manipulando la Guerra Santa para que no se desarrolle como debería, siendo responsable, por ejemplo, de que Tenma naciese en el mismo castillo que el alma de Hades, y de raptar dicha almla e introducirla en el cuerpo de Aaron. Tras un breve enfrentamiento, Youma abandona el templo y les deja continuar, sabiendo que volverán a encontrarse.

El grupo llega entonces hasta el Templo de Venus, protegido por Lune de Balrog, pero Shion es quien se queda allí para combatir contra él, mientras el grupo avanza. Un caso similar ocurre en el Templo de la Tierra. Su guardián, Kagaho de Bennu, resulta ser un poderoso enemigo, pero Dohko de Libra aparece en el templo, revelando que no murió en la batalla contra Hades, y se queda para luchar contra Kagaho, dejando que el grupo continúe. Tras atravesar sin dificultad el desierto Templo de Júpiter, Tenma, Regulus y Athena llegan al Templo de Saturno, donde les esperan Pandora, Rhadamanthys de Wyvern y Cheshire de Cait Sith. Athena porta su Armadura, que le había sido entregada por Dohko, pero al tener su poder sellado no es más que una protección demasiado pesada para ella. El poco Cosmos que Athena consigue producir alcanza la mente de Pandora, que recuerda a Tenma como un bebé en el castillo de su familia, y a la madre de Tenma, Parita, como una sirviente del castillo, y la única amiga de Pandora. Cuando la joven descubrió que el alma de su hermano, Hades, había sido secuestrada y Partita había desaparecido junto a Tenma, ordenó la persecución y muerte de ambos. En ese momento aparece de nuevo Youma de Mefistófeles, que revela la verdad a Pandora, y teletransporta a ella y a Tenma hasta el Templo de Urano, donde deberán enfrentarse a la propia Partita, que ahora se hace llamar Partita del Búho, y es la guardiana de dicho templo.

Tenma no quiere enfrentarse a su madre, pero ésta le revela que siempre estuvo del lado de Youma, y que sus planes consisten en usar el alma de Pegaso que habita en el interior de Tenma, el alma del asesino de dioses, y su Armadura Divina, para vencer a los dioses y llevar a la humanidad a una nueva era. Tenma no está dispuesto a dejarse matar después de que tantos Caballeros hayan perdido la vida para que él siga adelante por lo que, finalmente, y con un gran pesar, planta cara a su madre. La batalla se inclina en principio del lado de Partita, que consigue destruir la Armadura de Pegaso y comienza a extraer el alma de Tenma, pero Tenma consigue recuperar su alma y restaurar su Armadura, que adopta ahora de forma permanente su estado de Armadura Divina. Con el poder que le da su nueva Armadura, Tenma vence a su madre, que le revela que su intención fue siempre que él consiguiese despertar por fin su Armadura Divina, sin la cual no podría vencer en la Guerra Santa. Al salir del Templo de Urano, Pandora informa a Tenma que Hades no está controlando a Aaron, sino que es el propio Aaron el que está usando el poder de Hades para sus planes, pero Tenma admite que ya lo sospechaba y que no cambia las cosas, pues sigue dispuesto a detenerle a toda costa.

Más tarde, Tenma y Shion vuelven a encontrarse entonces con Youma de Mefistófeles, el cual le muestra una imagen del futuro, de la siguiente reencarnación del alma de Pegaso, un muchacho llamado Seiya, que se encuentra postrado en una silla de ruedas, pero que ha tenido un papel clave en varias Guerras Santas. Youma no quiere que ese futuro se llegue a producir, por lo que ha de acabar con Tenma y Shion allí. Youma trata de enviar a Shion a otra dimensión pero, al hacerlo, abre la puerta para que aparezca el Caballero Aspros de Géminis, que había peleado anteriormente con Youma. Tenma quiere acabar con su padre, pero Aspros le convence de dejarle ese combate a él. Poco después, tras la derrota de Youma, Tenma tiene una visión en la que su madre se lleva el alma de Youma al más allá, y quiere creer que, pese a las horribles cosas que Youma hizo en el pasado, los sentimientos hacia su madre eeran reales. En ese momento, de camino hacia el Templo de Neptuno, Aaron hace su aparición, pues se ha cansado de esperar y quiere acabar con la Guerra Santa allí mismo. Aaron trata de matar a Shion y Dohko para torturar a Tenma, pero el ataque es detenido por Athena, que ha recuperado su poder. Tenma y Athena exclaman que la humanidad crece y mejora cuando se enfrenta a su propia mortalidad y lucha por mejorar las cosas para la siguiente generación, y que si Aaron ha olvidado eso, no será nunca capaz de salvar a la humanidad, ni siquiera a través de sus extraños planes.

Aaron se pone entonces la Armadura Oscura de Hades y carga contra Tenma, pero éste dice que no importa lo que diga Aaron, él puede oír una voz, cada vez más clara, que sale del interior de Aaron, y le pide que le rescate. Pero entonces Aaron clava la Espada de Hades en el pecho de Tenma, y este contraataca con su técnica Pegasus Sui Sei Ken Big Bang, que hace retumbar todo el Lost Canvas. Sorprendentemente la técnica no ha impactado en Aaron, debido a que las almas que habitan en Lost Canvas le han protegido. Tenma no entiende cómo pueden proteger a quien les mató, pero Aaron le explica que es debido a que esas almas prefieren estar en el Lost Canvas, que sufrir en la tierra o en el Inframundo. Las almas comienzan a moverse y a retener a Tenma y Athena, impidiendo que se muevan, y Aaron decide usar la sangre de Tenma para pintar el último pedazo del Lost Canvas, un retrato de Tenma, Sasha y él mismo, como niños. Una vez lo haya terminado el Lost Canvas estará terminado, y todos morirán. Pero, en ese momento, los Caballeros que habían sido transformados en piedra aparecen en la batalla, pues habían sido transformados de nuevo en humanos poco antes por Athena. Los Caballeros intentan deshacerse de las almas que retienen a Tenma y Athena, mientras Yato trata de hacer reaccionar a su amigo, que está en shock al pensar que todas las batallas han sido en vano, si las almas del Lost Canvas no quieren ser rescatadas.

Yato intenta convencer a Tenma de que no todas las personas son así, sólo algunos cobardes que no son capaces de enfrentarse a la vida y prefieren la paz que Aaron les ofrece. Con las palabras de Yato y los demás Caballeros, Tenma reacciona y vuelve a la carga, uniendo el Cosmos de todos los Caballeros a través de su pulsera de flores, y golpeando con ellos a Aaron, derrotándole. Aaron está arrepentido de lo que ha hecho, pero no todo ha acabado pues, cuando el Reloj Estelar lleva al final de su recorrido, el alma de Hades despierta tomando total posesión del cuerpo de Aaron. Shion, Dohko y las almas de los Caballeros de Oro fallecidos consiguen invocar la luz del sol, que libera a Aaron del alma de Hades, que se refugia en el Templo de Plutón. Tras enviar a los Caballeros de nuevo a la Tierra, Athena, junto a Tenma y Aaron, se dirigen hacia el templo a enfrentarse a Hades, encontrándole en las ruinas de la Catedral del Bosque. Tras una breve batalla, Athena y los demás unen sus fuerzas en un ataque final, enviando el alma de Hades de nuevo al Elíseo. A los tres jóvenes nunca se les vuelve a ver.

Anime

Debido a su cancelación, el anime sólo abarca hasta la batalla en la Catedral del Bosque tras la lucha contra los dioses del sueño. La historia transcurre de manera similar a la del manga, con algunas diferencias importantes: Durante su entrenamiento en el Santuario, Tenma tiene una batalla contra Yato, siendo derrotado rápidamente por el Caballero del Unicornio. En el Mundo de los Sueños, Tenma despierta por si mismo, sin que Athena intervenga en el sueño en el que está atrapado. Durante el viaje a la Catedral del Bosque, Tenma ha de salvar a Yato y Yuzuriha pues no tienen fuerzas para escalar debido a la barrera de Hades, pero él es inmune debido a la pulsera de flores que le regaló Athena. Por último, en su batalla en la catedral contra Hades, Tenma consigue transformar temporalmente su Armadura en Armadura Divina, aunque eso no cambia el resultado de la batalla.

Doblaje

  • En Japón la voz de Tenma fue interpretada por Tetsuya Kakihara, tanto en su yo adulto como en su versión infantil.

  • En España Tenma fue interpretado por Manuel Gimeno.

Trivia

  • El nombre de Tenma está escrito en katakana, pero de estar escrito en Kanji significaría "Caballo Celestial". Estos kanjis normalmente se pronuncian Tenba, que es uno de los nombres en Japón para Pegaso.

  • Se desconoce qué ocurre con Tenma tras la derrota de Hades y la destrucción del Lost Canvas.

  • Tenma es similar, en apariencia y técnicas y actitud, a Seiya, Caballero de Pegaso del siglo XX. Durante toda la serie se manifiesta que Tenma y Seiya comparten la misma alma, reencarnada constantemente desde la era mitológica para luchar junto a Athena.

  • Tenma es mayor que otros Caballeros de Pegaso, como Seiya o Kouga. Por otro lado consiguió su Armadura tras sólo dos años de entrenamiento, mientras que a Seiya le llevó seis.

Herramientas personales
Powered by MediaWiki