Slayers
(Sureiyaazu)

Primera edición: Julio de 1995.
ISBN: 4-04-926068-9.
Precio: ¥520.

Guión: Hajime Kanzaka.
Dibujo: Rui Araizumi.

Slayers (スレイヤーズ) es un manga que recopila 6 capítulos publicados en la revista Dragón Jr. Ilustrada por el mismo que ilustra las novelas y diseñó todos los personajes de Slayers, Rui Araizumi, y guionizada, por supuesto, por su creador, Hajime Kanzaka.

Estas historias de Slayers son episodios autoconclusivos sin mucha repercusión en la vida de los personajes, pero muy divertidos. Tratan pequeñas aventuras de Lina y Gourry, aunque no está muy claro en que franja de la historia global de Slayers están situados, se sitúan probablemente entre las primeras novelas de la saga principal.


01. Todo por un plato de pescado
(Subete wa sakana ryouri no tame ni)
Lina se ha metido en una pelea, aunque finge no ser responsable. Cuando la cosa no tiene marcha atrás, ella anima a Gourry a hacerse cargo de todos, pero él le echa en cara que ella fue quien la empezó. Lina se defiende diciendo que unos tipos como esos tendrían que esperar 29.800 años para dignarse a meterse con ella, pero Gourry dice que en realidad tendrían que esperar tanto para querer si quiera hablar con una tetiplanta como Lina. Ella se enfada y empieza a pegar a Gourry, mientras este se defiende de los otros, pero entonces llega un chico que detiene la pelea.


Se trata de Leon, un viejo compañero mercenario de Gourry, que se ríe de ellos diciendo que son pareja, y cuando Lina le pregunta qué hacía con los tipos de antes, Gourry explica a Lina que Leon haría cualquier cosa por dinero, como buen mercenario. Leon se marcha, y la parejita se queda en el restaurante para pedir Milsar, una delicia de la zona, pero el cocinero les explica que no tiene, ya que el el señor feudal, Ludence lo está acaparando para él.

Lina y Gourry deciden ir a hacerle una visita a Ludence, supuestamente para recuperar el milsar, pero allí se atiborran y Lina lo deja pasar. Leon está allí, de guardaespaldas. Ludence les dice que sería un problema si lo del milsar llega a oidos del rey, por lo que les entrega unas pequeñas bolsas con oro. Lina las acepta alegremente, pero Gourry se siente ofendido, lo que avergüenza a Leon. Lina consigue salvar la situación calmando a Gourry y marchándose antes de que fuera a peor. Gourry le pregunta por qué ha hecho eso, pero Lina le dice que se relaje, y que es mejor buscar un hostal para dormir, Gourry acepta a regañadientes.

Más tarde Lina se está dando un baño en el hostal, aunque ve una estatua muy bien servida de pecho y se apena de que Gourry le llame tetiplana. Después Lina va a la habitación de Gourry diciendo que no le gusta dormir sola, pero cuando entra él no está. En el castillo de Ludence Gourry es sorprendido entrando a hurtadillas. El señor feudal le acusa de espionaje, pero Gourry sólo quiere hablar con Leon. Ludence ordena a Leon que luche contra Gourry, y al retirarse a su habitación encuentra allí a Lina, que acaba volando la habitación con un Dill Brand. Lina llega a donde están Gourry y Leon, pero estos no paran la lucha, por lo que lina los vuela a los dos. Más tarde se despiden del mercenario, que se vuelve a burlar de ellos llamándolos pareja.


02. El misterioso ladrón-fantasma negro
(Kuro no kaitou)
Lina y Gourry están persiguiendo al famoso ladrón Black Fox, pero éste es muy rápido, por lo que Lina usa el Ray Wing para alcanzarlo. Lina quiere que devuelva la estatua "Diosa de Cristal" que ha robado, pero Black Fox la tira, por lo que Lina, tratando de recuperarla sin que se rompa, acaba estrellándose contra unos cubos de basura y aplastando a un gato. Black Fox, al ver la escena de Lina disculpándose con el gato, se enamora de la chica, aunque le acusa de no llevar ropa femenina que le favorezca. Lina responde que a ella le sienta bien cualquier cosa, y Black Fox le dice que robará sus labios con un beso. Gourry interviene y Black Fox se marcha, no sin antes demostrarle que la estatua que ellos tienen no es la auténtica, ya que le ha dado el cambiazo.

Gourry le promete a Lina que le protegerá, pero al dia siguiente no se acuerda de nada. El que les ha contratado tiene dudas sobre su capacidad para recuperar la estatua, pero Lina casi le mata del susto que le da diciéndole que les deje en paz. Llega la sirvienta con el té, pero Lina descubre que es Black Fox, el cual pretendía ponerle un sofnífero para dormirla, y luego practicarle primeros auxílios, consiguiendo así besarle.

Black Fox consigue escapar, y Lina y Gourry le siguen, pero cuando Lina grita "Gourry, atrapa a Black Fox!" la muchedumbre, que le idealiza, se le echa encima, por lo que Lina tiene que disimular diciendo que lo que quiere es un autógrafo. Gourry consigue acorrarlar a Black Fox en la torre de un templo, pero Black Fox le sorprende tirándose por la ventana, ya que es capaz de usa el Levitation.

Gourry encuentra a Lina y se disculpa por no conseguir atrapar al ladrón, pero no deja de seguir a Lina, y esta se enfada. Gourry le dice que no se preocupe, que siempre le protegerá, poniendo colorada a Lina, pero en ese momento le abraza, Lina se enfada y le lanza varios hechizos. Ese Gourry resulta ser Black Fox disfrazado, Gourry se sorprende de que Lina notara la diferencia, pero ella admite que le atacó sólo porque le había abrazado, lo que aterroriza a Gourry. Lina y Gourry buscan entre las ropas de Black Fox para ver si cumplió su palabra y llevaba la estatua. Entonces la escena cambia a cuando Black Fox está recuperado del ataque. Lina y Gourry deciden no entregarlo proque es un ladrón a lo Robin Hood, es decir, sólo roba a los ricos para favorecer a los pobres, aunque sus comentarios acerca de que Lina está enamorada de él casi le hacen cambiar de opinión.

Black Fox se marcha, y entonces llega el que contrató a Lina y Gourry. Ellos se muestran apenados por no haber conseguido recuperar la estatua, y el dueño se rie de ellos, pero ellos se marchan cabizbajos... porque prefieren eso a que se de cuenta de que por los ataques de Lina a Black Fox, la estatua de cristal se ha destrozado.


03. Dependiendo del mensajero secreto
(Tayori naki misshi)
En el castillo del duque Brochian, éste recive a Vale, su mensajero, que le explica que se ha ocupado de que cierto objeto llegue a manos del duquue Luhard en unos 10 días. Brochian decide recompensarlo con un nuevo uniforme... un traje de gallo, aunque Vale prefiere el que tiene... de mono. Brochian le pregunta si duda de su sentido de la moda, pero Vale cambia de tema diciéndole que ha oido que el rey tiene espías por la zona, lo que preocupa mucho a Brochian.

Lina está en los baños de un hostal, inflándose a comida, y feliz porque, como esta sola, no compara el tamaño de sus pechos con los de otras chicas. Gourry entra corriendo, y Lina le lanza el cuchillo y el tenedor antes de ponerse una toalla. Gourry está muy nervioso, y le dice que se va a sorprender mucho cuando le cuente una cosa, pero antes hace un comentarios sobre su poco pecho, e incluso le baja la toalla para vérselo, por lo que Lina lo manda a volar por los aires con un conjuro.

Resulta que a Gourry le han encargado llevar un objeto a un lugar, por 50 monedas de oro, pero Gourry ha olvidado a dónde tenía que llevarlo, y no puede preguntárselo a su cliente porque ha olvidado quién era, sólo recuerda que vestía de forma muy rara. Vale se entera de que su contratado no está haciendo lo que debe y acaba teniendo que salir con un grupo de hombres a buscar el objeto en cuestión. Mientras, Lina y Gourry pasean con el objeto (una caja) a ver si Gourry encuentra a su cliente, pero son seguidos por los espías, que quieren la caja. Lina no tiene problema en dársela... a cambio de la enorme cantidad de 10.000 monedas de oro.


Debido a eso comienza una lucha por la caja, en la que a Lina le rasgan la camisa, y deja ver un pecho, por lo que los hombres se sorprenden de que sea una chica, y Lina les manda a freir espárragos con un Flare Bit. Gourry se libra de milagro y le pone una tela para tapar el rasgón, aunque usa la ropa interior de uno de los espías. Entonces llegan Vale y los hombres de Brochian, y Gourry reconoce a Vale como el hombre extraño que le contrató. Aprovechando la situación uno de los espías intenta atacar a Lina, pero ésta usa la espada del tipo para abrir la caja, que es recogida por Gourry. Éste la abre y encuentra un libro, titulado "Diario conjunto de Bro y Lu", en el que los dos príncipes se cuentan las perrerías que le hacen a su sirviente Vale. Los espías deciden no informar de algo así, y Lina y gourry se marchan.


04. El objetivo es Gourry (primera parte)
(Nerawareta Gourry, zenben)
Lina y Gourry se encuentran en una ciudad costera, en la que de repente, en el barrio comercial, se forma un gran alboroto. Llega una carroza escoltada por un montón de hombres atractivos. La mujer de la carroza ve a Gourry y se detiene. Un hombre con pinta rara, Sugekakko Een, se presenta a Gourry y le dice que ha sorprendido a Isabella, la ocupante de la carroza. Isabella le propone que se vaya con ella, con la que tendrá una vida plena y sin que le falte de nada, ya que es la sobrina de Lord Leestine, el señor de la zona. Gourry rechaza la oferta, pero Isabella sigue muy interesada.

Entonces una mujer llega y les dice que es un gran error lo que han hecho, quiere advertirles de que todos los muchachos que han rechazado o desobedecido a Isabella han acabado desapareciendo, y se rumorea de que tiene una bestia a la que alimenta con ellos. Entonces la mujer les recomienda un buen restaurante.

Allí, Lina le pregunta a Gourry por qué no aceptó la oferta de Isabella. Gourry responde que no puede dejar a Lina sola, es demasiado peligrosa. Entonces Lina le insinúa si es que va a seguir con ella por el resto de su vida, Gourry responde afirmativamente y a Lina se le suben los colores, aunque al final piensa que no puede tomarle en serio, e intenta persuadirle de que le de su Espada de Luz. Mientras Gourry dice que no, llega la señora de antes y les sirve una comida con muy buena pinta, pero cuando empiezan a comer, Lina se da cuenta de que lleva unas bayas que se usan como somníferos... justo antes de caer dormida. Entonces llega el sirviente de Isabella y felicita por su trabajo a la señora. Cuando Lina despierta se da cuenta de que Gourry no está, y le pregunta a la señora. Ella le cuenta que Gourry pagó la comida y se fue, pero Lina no puede creer que Gourry hiciera algo así, pero disculpa a la señora diciendo que ella había tratado de advertírselo, y que debía de haber sido cosa de Isabella, así que decide ir a por ella, por lo que la señora piensa que Lina está enamorada, aunque ella le sale con la excusa de la Espada de Luz.


05. El objetivo es Gourry (parte final)
(Nerawareta Gourry, kouhen)
Lina se dirige al castillo de Lord Leestine, un tipo que vive igual que Isabella, pero rodeado de chicas hermosas. No quiere recibir a Lina y piensa que su sobrina puede hacer lo que le plazca, pero Lina llega de repente y le enseña una lección sobre su modo de vida, y de paso fríe a alguno de sus hombres con unos conjuros. Entonces Lina se dirige hacia la torre de Isabella, donde vuelve a encontrarse a su sirviente. Éste le dice que para llegar hasta su señora tendrá que vencer a varios oponentes diferentes por cada planta, pero antes de que siga hablando Lina le pega un golpe en la cabeza.

Isabella está en sus aposentos, rodeada de chicos, y se pregunta si Lina habrá sido capaz de sobrevivir a algunas plantas, aunque la susodicha llega de repente, sorprendiéndola. Cuando Isabella le pregunta como ha pasado tan rápido, Lina le dice que simplemente subió volando hacia la ventana. Entonces Isabella llama a Gourry, que aparece poseido por alguna fuerza, y dice que ahora es su marioneta. Lina le dice que puede quedarse a Gourry, que lo único que quiere es su espada, pero Isabella imagina que debe ser muy valiosa, decide que no se la da, y ordena a Gourry que le mate.

Lina no se lo piensa dos veces y ataca a Gourry en seguida con varios conjuros. Isabella está sorprendida, pero Lina le dice que no pasa nada, que cuando despierte le mirará a los ojos y le perdirá perdón. Isabella entonces se quita parte de la ropa y aparece en un traje de hechicera, y pide que le traigan a su bestia, Aran. Lina le dice que se espere, que está comiendo una comida que se ha traido del restaurante. Mientras, discuten sobre el rumor de que Isabella da de comer a Aran a los chicos que le desobedecen, pero Isabella lo niega, diciendo que sólo los hipnotiza y les encarga los peores trabajos, como cuidar de Aran.

Isabella ordena al monstruo que ataque a Lina, pero ésta le lanza la comida, y Aran se la traga, incluido el somnífero que llevaba. Isabella pide perdón, y Lina no es muy dura con ella porque entiende el deseo de toda mujer de vivir rodeada de chicos guapos. Cuando Gourry se recupera en el restaurante, resulta que ha cobrado 10.000 moneras de indemnización por parte de Isabella, pero recuerda todo lo que le hizo y dijo Lina, así que ésta se pone a hacerle masages para que comparta la recompensa con ella.


06. La villa del hombre lobo (Jinrou no mura)
Lina y Gourry están persiguiendo a un hombre lobo en un bosque, de noche. Lina consigue acorralarlo, pero por una conversación idiota de Gourry, el hombre lobo intenta escapar. Lina va a capturarlo de nuevo pero Gourry le pone la zancadilla. Gourry piensa que ella está demasiado nerviosa, y le pregunta si está "en esos días del mes"... Lina lo vuela por los aires. En la aldea, el jefe de la misma se sorprende de la noticia de un hombre lobo, y Lina le cuenta que cree que pudiera ser uno de los aldeanos. Lina le explica los síntomas de un hombre lobo, incluyendo lo de que se transforma con la luna llena, Gourry hace un comentario relacionándo ese hecho con la menstruación de las chicas, y Lina le mete toneladas de comida en la boca para que se calle. El Jefe, haciendo posturitas, les pregunta qué van a hacer, Lina le dice que como quemó la cola del hombre lobo, sólo tienen que examinar a los aldeanos pero... la cola, cuando está en forma humana, desaparece.

El jefe no quiere que Lina y Gourry vivan del cuento durante un mes esperando a que el sujeto vuelva a transformarse para verle la cola, pero Gourry tiene un plan. El jefe reúne a toda la aldea a las puertas de su casa, y Gourry sale, vestido de cocinero, con una sartén en la mano. Entonces Gourry gira la sartén para que todos puedan ver su plato especial... Huevo Frito a la Luna Llena. Nada sucede, pero un chico joven se queja de que nadie podría transformarse con algo tan absurdo.

Al decir eso queda como sospechoso, pero en seguida dice que es lo que cualquiera pensaría. Entonces Lina dice que se le ve la cola, y él, al tapársela (aunque era mentira) se descubre a si mismo. Entonces el chico decide transformarse (aunque Lina piensa que es gracias al huevo). El chico dice que no ha hecho nada malo, y que sólo quiere que le dejen en paz, lo que convence a Lina, que quiere hacerse amiga suya.

El jefe acaba pagando a Lina y Gourry, y les paga más para que se hagan cargo del hombre lobo. Durante un abrazo de Lina al lobo, se da cuenta de que su cola no tiene quemadura alguna, por lo que no es el mismo hombre lobo que atacó la noche anterior. Disimuladamente Lina se marcha con el lobo, y lo vende a un circo para que se pague un doctor que le ayude con su "enfermedad". A lo lejos se oye el aullido de un lobo... pero Lina lo ignora completamente.


Reediciones
Shinsouban ("nueva versión") Slayers
Incluye historias en Yonkoma
Diciembre del 2001
ISBN: 4-04-712287-4
Precio: ¥700
Ed. digital: Septiembre del 2012 / ¥450


Edición española
Slayers

Editorial: IVREA.
Primera edición: Octubre de 2005.
ISBN: 987-562-140-4.
Precio: 8,50€.

Capítulos:
01. Todo por un plato de pescado.
02. El misterioso ladrón negro.
03. Dependiendo de un secreto.
04. Gourry en el punto de mira (primera parte).
05. Gourry en el punto de mira (segunda parte).
06. La villa del hombre lobo.

En España, como todos los mangas de Slayers, salió publicado a través de la editorial IVREA pero, curiosamente, pese a ser el primero de los mangas, IVREA decidiera sacarlo casi el último de los que había hasta ese momento, pero tenían sus razones. Años antes habían publicado este tomo en Argentina, dividido en dos medios tomos, y esa edición había alcanzado España mediante las librerías especializadas, por lo que creían que el público no lo compraría.